En la actualidad, los mecanismos de exigencia de cumplimiento de obligaciones en materia fiscal, comercio exterior y aduanas en nuestro país, han superado la barrera de las formalidades que el ejercicio de facultades de comprobación imponía en otras épocas a los funcionarios públicos; motivo por el cual, resulta necesario que los estándares o políticas de cumplimiento de obligaciones de las empresas se definan bajo un principio de control exhaustivo que garantice fehacientemente el acatamiento de la normatividad aplicable.

Tales esquemas de exigencia exhaustiva de cumplimiento de obligaciones en materia fiscal y aduanera no son casualidad, ni obra de la inercia de modernización provocada por las tendencias de la época digital, sino que obedecen al resultado de un plan de acción implementado por el Servicio de Administración Tributaria orientado a integrar los sistemas de información de sus diferentes administraciones que se ha vuelto el eje de las políticas de fiscalización, concatenando procedimientos entre la Administración General de Aduanas, de Auditoría de Comercio Exterior, Auditoría Fiscal y Recaudación, unificando criterio y modelos de riesgo en sus respectivas áreas de fiscalización.

Entre éstos mecanismos de fiscalización integral, encontramos en primero término el Comprobante Fiscal Digital por Internet que en su versión 3.3 (única válida en la actualidad), evolucionó de ser un aviso inmediato de un ingreso percibido o por percibir, en términos de los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación, así como del artículo 39 de su Reglamento, a una fiscalización y contabilización semi automática de los ingresos y egresos de los contribuyentes, quienes al día de hoy tienen que enlazar sus ingresos a sus cuentas bancarias y además, pre-clasificar los mismos para efectos de su registro contable, a expensas de ser sujetos de infracciones de no contar con los elementos o la capacitación suficiente para su debida administración.

En materia de comercio exterior y aduanas, a través de la ventanilla única (ventanilla digital mexicana de comercio exterior) se han vuelto procedimientos completamente digitales y remotos la mayoría de los trámites en materia de comercio exterior bajo el encargo tanto de la Secretaría de Economía, como solicitudes de certificaciones, de herramientas al comercio exterior como programas sectoriales o IMMEX, así como permisos previos y avisos únicos, pero también, algunos trámites bajo el encargo del Servicio de Administración Tributaria, como ciertas solicitudes de Registro en el Esquema de Certificación de Empresas.

Se podría decir que la joya de la corona de este plan de acción de digitalización y modernización, son los relativos a la operatividad aduanera como parte del nuevo Método de Administración Tributaria de Comercio Exterior (MATCE), dentro del cual se implementaría el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA) con el objetivo de agilizar la operatividad aduanera, encaminándose hacia el despacho sin papel, al cual se integran tanto el proceso de selección automatizada, como el Documento de Operación para Despacho Aduanero (DODA) mediante el cual se sustituye la impresión de pedimentos y cuyo uso generalizado se encuentra en pleno proceso de implementación; de manera tal que nos encontramos en pleno proceso de implementación de un plataforma moderna, integradora de criterios e identificadora de modelos de riesgos que fomenta la adecuada y amplia recaudación de los impuestos al comercio exterior.

La importancia de dimensionar debidamente estos esquemas de modernización fiscal y aduanera, está en actualizarnos como asesores de la materia y valorar los programas de fiscalización aplicables a nuestros clientes a través de éstos mecanismos, para ayudarlos a calibrar sus políticas internas de cumplimiento de obligaciones y a comprender las consecuencias de no implementar un régimen de cumplimiento exhaustivo y de prevención de riesgos que evite costos innecesarios o inclusive insuperables.

A manera de materializar el significado de éstos esquemas integrales de fiscalización, podemos exponer que hoy en día, a través de intercambio de información en forma digital entre administraciones, se inician acciones de suspensión de padrones de importadores por la falta o indebido cumplimiento de obligaciones en materia de retenciones mensuales de impuesto sobre la renta a los trabajadores, de cancelación de certificados de sellos digitales (timbres) en base a los registros de Comprobante Fiscal Digital por Internet contenidos en la base de datos de las administraciones competentes o inclusive, impedir la prevalidación electrónica de pedimentos cuando no se autorizó la importación de mercancía sensible al amparo de la certificación modalidad IVA e IEPS; herramientas anteriores que exigen el cumplimiento de obligaciones para la operación inmediata de las empresas, sobre todo las dedicadas al comercio exterior, que son completamente ejecutadas a través de plataforma digital y previas al ejercicio de facultades de comprobación de la autoridades aduaneras y fiscales.

Es por ello, que el asesor en comercio exterior debe de enfocar sus servicios desde una perspectiva preventiva y de cumplimiento de obligaciones exhaustiva para las empresas, buscando que el verdadero valor de sus servicios, sea el coadyuvar a sus clientes a implementar una política adecuada para el cumplimiento de obligaciones, otorgándoles certeza jurídica plena, tanto en el desarrollo de su operación comercial, mediante la aplicación del marco normativo aplicable en materia aduanera y de comercio exterior, como en la implementación de buenas prácticas de cumplimiento en impuestos federales y locales, que fortalezcan infraestructura corporativa y garantice continuidad en sus proyectos.

 

Lic. Gustavo Faz Palau

Lic. Gustavo Faz Palau

Socio Oficina Tijuana INTRADE Consultores S.C.

Licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y Maestro en Derecho Fiscal por la Universidad Regiomontana. Miembro del Programa de Síndicos y representante ante el SAT, IMSS y PRODECON de los miembros de CANACINTRA Tijuana.

Profesor de diversas universidades de las materias de Derecho Internacional Público y Privado, y Derecho Administrativo. Expositor en diversos cursos en materia fiscal a nivel nacional, para diversas cámaras de comercio como CANACINTRA, COPARMEX, CANACAR, CANADEVI, así como la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE).

También puede interesarte

México rechaza propuesta agrícola en negociaciones El gobierno mexicano ha rechazado por segunda ocasión consecutiva la propuesta de Estados Unidos para fijar cuotas compensatorias por dumping o subsid...
¿Más dinero para los partidos? Las luchas del pueblo de México para construir una democracia, hicieron que los procesos electorales pasaran del control absoluto del gobierno...
La censura internacional del internet Internet fue el resultado de un experimento del Departamento de Defensa de Estados Unidos, en el año 1969, que se materializó en el desarrollo de ARPA...
Zaragoza Ambrosi; nuevo Presidente de CAAAREM Ricardo Zaragoza Ambrosi, Agente Aduanal originario de Nuevo Laredo, fue elegido Presidente del CAAAREM para el período 2017–2019
Share This