La Clasificación Arancelaria está basada en la Nomenclatura del Sistema Armonizado de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), es la columna vertebral del Comercio Internacional, para el caso de México -al igual que en la gran mayoría de los países- la clasificación arancelaria sirve como la base donde se determina y establece la descripción de la mercancía así como su impuesto aplicable y sus regulaciones no arancelarias, NOM’S, permisos, regulaciones, licencias, avisos automáticos, precios estimados y cuotas compensatorias, entre otras, por lo que cada vez adquiere mayor importancia.

En el ámbito mundial en los Tratados de Libre Comercio como es el caso del TLCAN,  la Clasificación Arancelaria es la base de las Reglas de Origen que establecen la metodología aplicable para establecer el origen de las mercancías ya que en ellas están basados los criterios que determinan y confieren el país de origen de las mercancías, base para la elaboración de los Certificados de Origen, y poder aplicar las cuotas preferenciales que en la mayoría de los casos el arancel es tasa cero.

Entre muchos otros de sus usos podemos mencionar que su creación no sólo obedece a establecer los impuestos o regulaciones arancelarias, ya que además de los fines de comercio, también se utiliza para otros fines como:

En México se utiliza también con fines estadísticos, el Banco de México junto con el INEGI lo manejan, entre otros, como base para determinar el Producto Interno Bruto (PIB).

Organizaciones Internacionales como la FAO, para conocer el comportamiento de la fauna marina y alimentos para establecer las políticas de prevención de la hambruna, el Convenio de Róterdam sobre plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de Comercio Internacional, el Protocolo de Kioto y el Acuerdo de Paris sobre el cambio climático, entre muchos otros.

Organismos de Seguridad Internacional como el Consejo de Seguridad de la ONU, el Tratado de WASSENAAR, GSN, MTCR, AP. etc., y para establecer sus programas de cumplimiento interno.

En la industria, empresas, cámaras y muchas otras organizaciones privadas lo utilizan para llevar su control de inventarios y manejar su cadena de suministros.

Rubén González Contreras

Rubén González Contreras

Licenciado en Comercio y Negocios Internacionales y Vista Aduanal. Representante de México ante: la Organización Mundial de Aduanas (OMA), la Organización de Estados Americanos (OEA), y el Comité Iberoamericano de Nomenclatura.

Fue Asesor Comercial en Materia de Aduanas y Comercio Internacional en la Secretaría Particular de la Presidencia de la República en la administración del Dr. Ernesto Cedillo Ponce de León. Participó en la elaboración de las Leyes de Comercio Exterior en México. Fue presidente de la Asociación Mexicana de Vistas Aduanales (AMVA).

También puede interesarte

Tres razones para impulsar la moneda plata. Ahorro y desarrollo nacional entre los motivos En este mismo mes se estarán presentando sendas iniciativas sobre la plata, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado de la República
Aduana Soft: soluciones globales en tecnologías de la información Aduanasoft es un concepto integral de soluciones y servicios basados en las Tecnologías de la Información (TI), que ayudan en la operación de procesos...
La operación del Recinto Fiscalizado Estratégico y el Séptimo Régimen Aduanal “ZEE” El 1 de junio de 2016 se aprobó la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, la cual tendrá como objetivo impulsar el crecimiento sostenible de las ...
Share This